Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
RAMÓN LUQUE: MI BLOG

SOBRE UNA DROGA LLAMADA CINE

29 Marzo 2015, 10:59am

Publicado por Ramón Luque

SOBRE UNA DROGA LLAMADA CINE

Sí, el cine es una droga sobre todo para el que lo hace. Todavía seguimos implicados en nuestro largometraje Historias de Lavapiés, buscando más cines,más canales de distribución...etc recorrido que ojalá acabe con nuestra película siendo emitida por televisión y editada (y a la venta) en dvd y blu ray. Ya veremos. Ha sido genial, en cualquier caso, haber estado cuatro semanas en cartel y haber conseguido tanta difusión en medios de comunicación. Pero lo cierto es que se van a cumplir ahora dos años desde el rodaje de nuestra película. Son dos años sin rodar y eso duele, aunque cuando filmamos entonces (año 2013) yo llevaba ¡cinco años! sin hacerlo, desde 2008.

Todo va muy lento, especialmente si el dinero escasea. Eso es exactamente lo que pasa: el dinero no llega o tarda mucho en conseguirse y el rodaje de la próxima película puede dilatarse mucho en el tiempo. El cuerpo me pide rodar ya, pero por supuesto que no lo voy a hacer ahora (además afortunadamente tengo otros proyectos, de escritura, que me permiten más autosuficiencia).

No voy rodar ahora, no porque no tenga proyectos o guiones sino porque no es plan hacerlo a lo loco, sin apenas dinero, sin tener asegurada una distribución previa, sin una estrategia promocional cerrada y bien pagada...Claro si pasan unos años más y el dinero sigue sin llegar habrá que hacerlo cueste lo que cueste, pero no es plan que se tenga que hacer cine de esta forma. Sé que en el teatro pasa igual: tanto en una como en otra disciplina es admirable el pundonor, la pasión y el talento de todos los creadores, pero ¿hasta cuando vamos a seguir poniéndoselo fácil al mercado, hasta qué limite vamos a depreciar nuestro trabajo?

Yo quiero rodar pero quiero que la gente cobre, todo el mundo cobre, que sea una actividad que me permita una inversión aceptable y lograr unos beneficios aceptables. No quiero por otro lado negociar con ciertos estándares y estereotipos narrativos comerciales. Dicen que hay que pensar en el público. Está muy bien pensar en el público pero los creadores también han de pensar en sí mismos y en el mensaje que quieren transmitir o en lo que quieren experimentar.

El cine no es único: hay muchas maneras de hacerlo y la mejor no implica siempre que la película esté rodada en inglés, incluya muchas pistolas y policías, o se trate una comedia irónica sobre estereotipos territoriales. Ésas son las tendencias comerciales (que están muy bien y funcionan) pero el mundo es mucho más amplio que lo que el capitalismo, sus formas, medios y cultura nos quieren hacer ver y muchas veces consiguen hacernos ver. El mundo, el cine, es amplio y espero seguir dentro tanto de uno como de otro. Como escuch´ hace poco, "el cine no lo mueve el negocio ni la taquilla, lo mueve la pasión y la innovación".

Con lo cual, seguiremos haciendo cine, pero ojalá que esta vez no tenga que ser "como sea". Mientras tanto, mi admiración por los que siguen luchando, mi admiración para todos, pero especialmente para los actores y actrices. Se lo juegan todo: sus almas, sus cuerpos, su expresividad con tal de estar ahí, delante de una cámara o de un escenario, demostrando su talento y su pasión. Lo que hacéis es un ejemplo que me anima a seguir trabajando en esto.

Comentar este post