Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
RAMÓN LUQUE: MI BLOG

ADIÓS A UNA CASA DE MUÑECAS

20 Septiembre 2015, 17:16pm

Publicado por Ramón Luque

ADIÓS A UNA CASA DE MUÑECAS

La editorial Circe se ha especializado en los últimos años en publicar interesantes autobiografías de mujeres con vidas apasionantes. Recuerdo cuando leí Una entrada en el circo de Norris Church, la que fuera esposa del escritor Norman Mailer. Su libro era franco, directo, cálido, evocador y sentido. Era una mujer que escribía sin tratar de impresionar, solo con el objetivo de contar su historia, de contar su vida. Ahora, hace pocos meses, llegó a las librerías españolas la traducción al castellano de las memorias de la actriz Claire Bloom, publicadas originalmente a mediados de los noventa. Bloom, famosa actriz de teatro y de cine, aunque no muy conocida en nuestro país, saltó al estrellato en los cincuenta tras protagonizar Candilejas junto a Charles Chaplin. Eso es un debut y lo demás son tonterías. Bloom conoció y se relacionó sentimentalmente con Laurence Olivier, Richard Burton, Yul Brynner y se casó con Rod Steiger. Pero la relación más importante de su vida fue la que mantuvo durante diecisiete años con el escritor Philip Roth, con el que también estuvo casada. El lanzamiento de su autobiografía en España se ha querido vender por este último aspecto: la relación de Bloom con el autor de El lamento de Portnoy. De hecho, es la razón por la que yo compré el libro. La sinceridad de Bloom te desarma. Antes de llegar a su encuentro con Roth ya nos emociona con esa infancia en Inglaterra marcada por los bombardeos nazis dela Segunda Guerra Mundial. Luego sus comienzos profesionales, sus experiencias románticas e ingenuas y también las puramente sexuales y frívolas. Pero al leer el relato de su vida con Roth, te conmueve cómo no es nada revanchista, cómo valora con ecuanimidad la difícil y compleja personalidad del escritor: los problemas físicos y psicológicos de éste, que tanto amargaron su relación y el espantoso, lento y agonizante final de ésta. Hay por aquí mucha neurosis: de Bloom y de Roth, tomándose ambos la vida de forma demasiado severa, a contracorriente y especialmente con miedos, muchos miedos que les impidieron lograr la felicidad. No es un texto Adios a una casa de muñecas de un altísimo valor literario, pero su verdad, su confesión resplandece y creo que Bloom cumple de sobra siendo tan radicalmente honesta con el relato de su vida.

Comentar este post