Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
RAMÓN LUQUE: MI BLOG

BAILANDO EN LA OSCURIDAD

20 Julio 2016, 09:35am

Publicado por Ramón Luque

BAILANDO EN LA OSCURIDAD

Acaba de salir la traducción al español de la cuarta parte de la serie de novelas autobiográficas titulada Mi lucha, del noruego Karl Ove Knausgard. Este nuevo volumen, Bailando en la oscuridad se centra en la adolescencia, concretamente en un Knausgard de dieciocho años que a mediados de los ochenta se encuentra perdido, con ambiciones de ser escritor, obsesionado por la música y especialmente por el sexo opuesto. Se traslada a un pueblo de pescadores del norte para ser profesor en un colegio y allí asistimos a sus frustraciones y a sus intentos de crecer, de madurar, tarea poco menos que imposible. Torturado por una pertinaz virginidad, que no le impide numerosos escarceos alcohólicos y sexuales tan placenteros como decepcionantes, el joven Knausgard asiste a sus difíciles relaciones con alumnos, compañeros del colegio, jefes, habitantes del lugar y especialmente mujeres que no dejan de atraerle. También están presentes las relaciones con su pragmático hermano y con sus padres recién divorciados: él, alcohólico, neurótico y decididamente poco soportable, ella, inteligente, sensata y amorosa. Knausgard, el escritor, habita increiblemente al personaje adolescente. Ese chico perdido y vencido por la libido no deja de ser el hombre ya maduro que escribe su historia. Tanto Bailando en la oscuridad como el resto de novelas de la serie suponen un ejercicio literario brutal y sincero. Como mantenía Christophe Donner en su magnífico ensayo Contra la imaginación, se trata sencillamente de que el escritor cuente su vida y sea lo más honesto posible. Misión cumplida para Knausgard, convertido además en fenómeno editorial y mediático gracias al "chacal" Andrew Wylie, ese megaagente literario, capaz de reconocer lo mejor y auparlo al éxito (lo hizo con Roberto Bolaño y con otros). Gracias a Wylie, millones de personas no noruegas pueden disfrutar de una auténtica obra maestra y eso también es un mérito importante.

Comentar este post