Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
RAMÓN LUQUE: MI BLOG

DOS LIBROS SOBRE GLENN GOULD

13 Mayo 2017, 21:45pm

Publicado por Ramón Luque

Aprovechando la publicación en España hace dos meses de No, no soy en absoluto un excéntrico, una recopilación de ensayos y entrevistas acerca de Glenn Gould, he aprovechado para leer junto a dicho libro, otro acerca del músico canadiense, Vida y arte de Glenn Gould escrito por Kevin Bazzana. El primero es una mezcla de vivencias, fotos, textos, declaraciones "montadas" por el cineasta y músico francés Bruno Monsaingeon, quien fuera compañero de aventuras audiovisuales en numerosos documentales junto a Gould. Pero el segundo es un extraordinario retrato-biografía del carismático pianista. Bazzana escribe de forma racional y a la vez apasionada sobre Gould, a imagen y semejanza quizás de lo que a fin de cuentas fue el  genial músico. Porque Gould, que intentaba ser frío, místico, ascético, que intentaba lograr un sonido "despojado", quizás una música "exacta", a la vez era un apasionado que se dejaba llevar por sus excentricidades. En sus interpretaciones y en todo lo que rodeaba a éstas.Ya se sabe que, mientras tocaba el piano, él mismo susurraba la melodía (algo que se puede comprobar en varias de sus grabaciones). También sabemos que a los treinta y dos años dejó de dar conciertos, algo que aborrecía, para dedicarse a grabar discos, documentales radiofónicos y programas de televisión (una decisión debida a sus manías personales que Gould racionalizó y convirtió en toda una teoría contra la práctica del concierto musical). Al margen de cuestiones técnicas musicales que yo no domino en absoluto, el libro de Bazzana es una delicia porque me ha logrado acercar a un artista que siempre me llamó la atención: por su ocultamiento, por su soledad, por su empecinamiento en ciertos aspectos de su arte. Por otro lado, Gould era lo que se dice especialito, seguramente bipolar, neurótico, hipocondríaco, con veinte mil manías de todo tipo, vanidoso, pedante, pero a veces también llano y humilde, muchas veces insoportable...Cuando oigo un disco suyo (obviamente, casi siempre interpretaciones de Bach, claro), a pesar de mi ignorancia e ineptitud musical, lo disfruto y a veces también me fatiga, pero no por pesado sino por apasionado. Te dan ganas de sumergirte en la vida de forma profunda, tan profunda, que da algo de miedo (y fatiga). No era Gould un artista frívolo. Murió joven, a los cincuenta años, de un infarto cerebral. Sus grabaciones musicales son eternas.

Comentar este post