Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
RAMÓN LUQUE: MI BLOG

LA VOZ Y EL SIGILO

14 Mayo 2017, 16:42pm

Publicado por Ramón Luque

Aparte de Catedrático de Sociología de la Universidad de Salamanca y uno de los investigadores académicos más honestos que conozco, Fernando Gil Villa es sobre todo un extraordinario escritor. Y escribe de todo, no solo agudos y serios ensayos acerca de nuestra sociedad y sus conflictos sino también ficción y poesía. Puede que en su interior sea sobre todo un poeta, un alma hipersensible y dolorida ante los males del mundo que su parte más racional trata de desmontar y analizar desde la Universidad. El caso es que acaba de publicar un nuevo poemario titulado La voz y el sigilo (Olifante), un libro sorprendente que ofrece una poesía que, entiendo, quiere ser pura y honesta, a veces desde una cierta oscuridad (puede tratarse de ese "sigilo"), esa sutilidad que aparentemente trata de no molestar pero que, realmente sí que incomoda, porque no es nada fácil, no quiere ser acomodaticia, ni busca una conexión inmediata  con el lector. Yo no creo tanto en una "conexión" (palabra con una significación tecnológica que siempre me ha hecho desconfiar) como en una comunicación reflexiva, trabajada y sincera, que eso sí es algo que, a mi entender, consigue (el "acto cognoscente" entre escritor y lector del que habla en el prólogo del libro Vicente Vives). Este poemario de Gil Villa gira por supuesto alrededor de la complejidad del mundo y de la humanidad, pero desde perspectivas variadas y sorprendentes: metapoesía, poesía social, conexión con la naturaleza...en un estilo difícil de definir. A lo mejor estamos cerca del "Elogio de la sombra" de Tanizaki, no lo sé, pero el resultado es muy seductor. No soy experto en poesía ni mucho menos por lo que no voy a referirme a mis poemas favoritos de este libro, a excepción de uno, el que cierra el poemario, titulado Tú y el tiempo,¿quizás un poema de amor escrito un poco a regañadientes? Y de esta forma, mucho de lo que escribe aquí Gil Villa da que pensar y reflexionar, consiguiendo así, como antes decía, de forma callada y progresiva, la comunicación más real y auténtica con el lector de este libro tan especial.

Comentar este post