Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
RAMÓN LUQUE: MI BLOG

MÁS SOBRE IRIS MURDOCH

23 Mayo 2009, 23:33pm

Publicado por Ramón Luque

Como el objetivo de este blog de reseñas, críticas y referencias culturales no es convertirse exactamente en declaraciones de amor apasionado sobre libros y películas, sino sencillamente señalar objetos culturales interesantes, a veces la sola mención de uno de éstos puede resultar insuficiente. Mi intención sería realizar una crítica lo más seria posible, explicando las razones por la que un film o una novela son dignos de verse o leerse, y a veces prefiero pecar de breve, antes que de inexacto o pueril. Sin embargo la reseña anterior sobre Murdoch me supo a poco y por eso añado esta otra.

¿Por qué recomiendo la literatura de Iris Murdoch? Lo primero que habrá que dejar claro es que la escritora británica no es ni vanguardista ni experimental. No creo, por ello, que su mundo estético sea especialmente relevante en los tiempos que vivimos. No me parece una escritora "actual" y no sólo porque haya fallecido hace ya algunos años.

No es "actual" pero sí me atrevería a decir que, en cierto modo, puede ser eterna, y lo digo sin exagerar. Digo "eterna" como "clásica". Sus novelas son auténticos romances, con continuas conexiones con el mundo de Shakespeare. Sus libros presentan personajes que parecen de carne y hueso, parecen tener libertad y acaban convirtiéndose en viejos amigos del lector. Las tramas son, muchas veces, algo teatrales, vodevilescas, con cambios de pareja, infidelidades y hechos que pueden rozar lo mágico o lo sobrenatural. Pero a mí me interesa su mundo ético. Es una novelista filosófica (un poco al estilo de los escritores rusos del XIX), que reflexiona sobre el amor, sobre las ilusiones y desilusiones humanas, sobre la belleza, sobre el bien y el mal. Álvaro Pombo, un gran conocedor de la obra de Murdoch, explica que sus libros hablan también de lo que significa "ser bueno", en el sentido de desarrollar una vida ética. De las novelas de Murdoch cabría sacar como conclusión que, en la vida, muchas veces se es bueno para nada, es decir, es algo que no se elige sino que sencillamente se es. Si somos buenos por un determinado cálculo respecto a las consecuencias positivas que podemos lograr para nosotros mismos, entonces sencillamente nos engañamos. La bondad no es calculadora.

Si Harold Bloom dijo que el acto de leer es "enfrentarse a la grandeza", leer una novela de Iris Murdoch puede ser un extraordinario ejemplo. Con ella entramos en un mundo espiritual y cultural muy sofisticado: nos divertimos, nos angustiamos, nos conocemos más a nosotros mismos, nos perdonamos y terminamos quizá aprendiendo un poco más acerca de la vida.

Comentar este post