Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
RAMÓN LUQUE: MI BLOG

ALAIN DE BOTTON: TALENTO Y SENTIDO COMÚN

7 Agosto 2012, 14:27pm

Publicado por Ramón Luque

Botton.jpgLlevaba años queriendo leer El arte de viajar de Alain de Botton. En España estaba prácticamente agotado pero hace unas semanas encontré un ejemplar en una librería de viejo de Edimburgo. Así que mientras viajaba por Escocia aproveché para leerlo. Para mí, el británico-suizo Botton es un viejo conocido al que leo desde hace veinte años. Empezó escribiendo novelas sobre el amor (muy divertidas y muy filosóficas). Era inevitable que publicara un ensayo sobre Proust. Luego vino Las Consolaciones de la Filosofía y uno de mis favoritos, Ansiedad por el Estatus, en el que nos reconocimos todos los que intentamos mejorar en nuestra ocupación para obtener reconocimiento social (literatos, profesores de universidad, cineastas...), un magnífico estudio de la vanidad o, mejor dicho, de esa historia de amor con uno mismo que muchos (los más egocéntricos) llevamos hasta la exasperación. En El arte... Botton vuelve a recurrir a su sensatez para, con la ayuda de referencias tan notables como Ruskin, Flaubert y otros, reflexionar sobre el viaje: sus ilusiones, sus incomodidades...Durante un viaje a Barbados se da cuenta de cómo una sola foto de promoción de un anuncio puede alimentar expectativas desaforadas a la hora de ir a ese presunto paraíso. Durante otro viaje a Amsterdam, llega a la conclusión de que en el exterior sencillamente valoramos lo opuesto a lo que tenemos. En Madrid comprueba que viajar sin ganas y con una guía no muy buena puede ser poco recomendable. En la Provenza reflexiona a colación de los paisajes que inmortalizó allí Van Gogh, y finalmente realiza un viaje por su barrio londinense, intentando contemplar cada rincón y cada calle como si lo viera por primera vez. Botton es muchas veces obvio y sus conclusiones no es que sean muy novedosas. Pero es tan ameno, tan agudo, tan sensato y cálido que pareciera que estamos leyendo a un viejo amigo. Puede recordar a Montaigne, puede recordar a Savater. Ahora Botton, perseguidor incansable de la felicidad, convierte sus libros en ensayos audiovisuales en televisión y también dirige una colección de libros de autoayuda especialmente indicados para mentes pretenciosas y suspuestamente lúcidas que, en circunstancias normales, abominarian de ese tipo de literatura. Botton es un maestro de la vida, sin duda.

Comentar este post