Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
RAMÓN LUQUE: MI BLOG

HOUSE, CRÓNICA DEL DOLOR.

9 Julio 2012, 10:02am

Publicado por Ramón Luque

house_md_ver18_xlg.jpgLa serie House acabó tras ocho años de diferenciales interrumpidos por asuntos personales, intervenciones médicas de alto riesgo y decenas de vidas salvadas gracias al sarcástico facultativo interpretado por Hugh Laurie. Dejando al margen el capítulo final, que fue francamente decepcionante, no por su desenlace (agridulce) sino por su apresurado y poco trabajado guión, la verdad es que echaré de menos al Doctor House y a sus colegas del Hospital Princeton-Plainsboro. La serie ha conseguido algo muy complicado: ser a la vez comercial y alternativa. Comercial, porque no ha dejado nunca de ser un clásico folletín médico con tramas que lo han convertido en la serie más vista en la historia de la televisión. Alternativo porque, realmente, bajo esa capa convencional, a lo largo de ciento setenta y seis episodios, se nos ha brindado una profunda, seria y entretenida reflexión sobre la vida, sobre la muerte y sobre el dolor. A veces, al empecinarse en los mismos escenarios (el interior del hospital) y en esa estructura inamovible (con el gran susto del paciente correspondiente, ya sea vómito, sangrado, ataque cardíaco o convulsiones, siempre a los diez minutos de comenzado el episodio) se acerca a una interminable obra teatral existencialista que raya en el absurdo. Hay dilemas morales, hay retos filosóficos, hay un profundo análisis de la condición humana, con unos diálogos impagables entre personajes que pueden presumir de ser inteligentes e interesantes. Y está, por supuesto, el protagonista, el Dr. House: aparte del carisma del actor Hugh Laurie, el mérito le corresponde a su creador, David Shore. Se inspiró en Sherlock Holmes, pero el personaje va más allá y llega a ser casi indefinible. Caracterizado por un talento único para diagnosticar enfermedades, pero también por una ineptitud (que disfraza de misantropía y sarcasmo) para las relaciones personales, a House le marca el dolor, que no es sólo el dolor de su pierna, sino el dolor de la vida, el dolor del paso del tiempo y de la muerte, que nos afecta a todos. Quizá por eso este personaje se ha convertido en universal. Y además, House es drama y también comedia, la vida misma.

Comentar este post