Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
RAMÓN LUQUE: MI BLOG

LA GUERRA EN CURSO

7 Marzo 2012, 15:52pm

Publicado por Ramón Luque

Contribucion-a-la-guerra-en-curso.jpgTras los sucesos de Valencia, el jefe de la policía calificó a los jóvenes manifestantes como "el enemigo". Esta terminología bélica podría ser apropiada e incluso desarrollada en sintonía con el libro al que ahora nos referiremos: se trata de Contribución a la Guerra en Curso, que edita Errata Naturae y que une dos textos filosóficamente combativos, uno escrito por Gilles Deleuze hace veinte años (pero muy actual) y otro del colectivo autodenominado Tiqqun, título de una revista filosófica francesa. Aquí se habla de guerra, claro, pero de una guerra entendida como una lucha moral, e incluso silenciosa y discreta. Lo cierto, haya o no guerra, es que estamos en estos años, asistiendo a un desafío enorme, que nos reta en cuestiones relativas no sólo a nuestro estilo de vida sino también en asuntos profundamente éticos. Podíamos decir: vale, aquí se ha despilfarrado durante lustros, lo hemos hecho mal y ahora toca ajustarse el cinturón, muy bien, pero...¿acaso alguien duda que esta crisis significa un ataque frontal contra la clase media en beneficio de los habitualmente ricos y poderosos? El filósofo Manuel Cruz acaba de publicar un interesante artículo sobre los derechos de los trabajadores y sobre la irrelevancia a la que parecen (parecemos) condenados. Evidentemente hay una lucha (¿de clases?) y de eso hablan los textos de Contribución a la Guerra en Curso. Nos pasamos casi una década asustados por el terrorismo y ahora estamos en un sinvivir por culpa de la crisis. ¿Acaso no se trata de fenomenales dispositivos que ejercen un poder inmenso sobre la sociedad? ¿A quien interesa que sucedan estas cosas? (en realidad no "suceden" ya que no hablamos de fenómenos meteorológicos, sino que alguien los hace posibles). El texto de Deleuze, muy teórico, reflexiona sobre cuestiones previamente abordadas por Michel Foucault, mientras que el de Tiqqun, más directo, intenta buscar algunas soluciones al actual estado de cosas y se pregunta: "¿Seremos lo bastante fuertes y numerosos en la insurrección?" Es la guerra, es la insurrección, aunque, en mi opinión, no valen las actitudes violentas, ni tampoco la suposición de que los "insurrectos" tienen toda la razón, inflada de indignación. Quizá haga falta una silenciosa revolución que nos convenza absolutamente a todos, incluidos los poderosos. Por lo demás, añadiré que compré el libro en la FNAC, conocida multinacional que, con parte de mi dinero, financiará a los herederos de Deleuze y a los integrantes de Tiqqun, siguiendo la práctica capitalista habitual.

Comentar este post