Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
RAMÓN LUQUE: MI BLOG

PARÍS, EDMUND WHITE

20 Agosto 2013, 10:28am

Publicado por Ramón Luque

Libro-White.jpgAprovechando una nueva visita a París este verano, decidí releer el libro que Edmund White escribió años atrás sobre su fascinación acerca de esta ciudad. Antes de nada me gustaría hablar de White. Es un autor muy interesante y muy desconocido en España. Escribe un poco de todo: pseudobiografías, libros de viajes, novelas...es un norteamericano de Ohio, de gustos refinados y europeos, gay militante y amante de la buena vida. Su libro sobre París es un caprichoso recuento de aventuras y curiosidades sobre la capital francesa: destaca la figura del paseante sin objetivo fijo, el llamado flaneur y nos habla de escritoras como Colette, del París de los existencialistas de Saint Germain, del amor de los parisinos por el jazz y demás peculiaridades. El París que me encontré en estos días sigue siendo una ciudad muy hermosa pero también exponente  de esa decadencia que está sufriendo Europa. Quiero decir que el París monumental sigue ahí, pero no lo experimenté (excepto en barrios mestizos como Belleville) como una ciudad vibrante y activa. Más bién me pareció una capital que vive de las rentas de su antigua belleza, agarrada a sus iconos y a sus tópicos, obsesionada por la imagen más que por la cultura. DSC0323Por ejemplo, la sección de libros de la FNAC de los Campos Elíseos es sencillamente ridícula comparada con la de Callao en Madrid. Los perfumes y la moda son lo que marcan la pauta en esta ciudad, que no es tan culturalmente sugestiva como Berlín, por ejemplo, ni tiene la vitalidad de la arruinada y ruidosa Madrid. Quizá una urbe como Londres sea la más satisfactoria, por reunir todo tipo de ambientes y posibilidades: cultura, dinero, moda, elegancia, mestizaje...En fin, algo decepcionado con la capital francesa, aunque seguro que influyó también el magnífico tiempo soleado que nos hizo, y es que París con lluvia y con cielo nublado es más París.

Comentar este post