Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
RAMÓN LUQUE: MI BLOG

ROTH GANA EL PRÍNCIPE DE ASTURIAS

6 Junio 2012, 16:46pm

Publicado por Ramón Luque

prothDescubrí a Philip Roth cuando me leí El teatro de Sabbath  una novela que contaba las aventuras erótico-sentimentales de un patético, vitalista y anciano titiritero. Recuerdo perfectamente un pasaje en el que Mickey Sabbath, el protagonista, le enseña el pene a la madura mujer de su mejor amigo y, en un vano intento de seducirla, le dice: "Contempla la flecha del deseo". Era ése un Roth más o menos divertido, pero en realidad resulta muy descarnado habitualmente. Sus libros tratan de forma obsesiva sobre las relaciones humanas y sobre el fracaso de las mismas. Su baza más importante ha sido el sexo: de hecho la novela que lo dio a conocer, El lamento de Portnoy no es sino un largo monólogo sobre la absurda vida de un neurótico treinteañero obsesionado por el sexo en general y la masturbación en particular. A mí Roth me recuerda a Woody Allen (él odiaría este argumento) aunque no es tan divertido como el cineasta y sí mucho más pesimista y duro en sus narraciones. De entre sus novelas, mis favoritas suelen ser paradójicamente, las menores, las menos ambiciosas como El profesor del deseoEl animal moribundo o Engaño. Me gusta La mancha humana y especialmente una de sus primeras novelas,Deudas y Dolores. En todas ellas Roth reflexiona sobre el precio, a veces miserable, que los humanos pagan por vivir, o por mejorar. Hay un sentimiento de "judeidad" en gran parte de su obra, una contemplación de sí mismo bastante furiosa, contradictoria y neurótica acerca de su etnia y también de su posición en el mundo, pero es indudable que Roth posee un talento inusual para contar y para narrar con fuerza. A veces es exasperadamente masculino, exasperadamente sexual-genital pero siempre resulta brillante. Una de sus últimas novelas fue La humillación, la historia de un actor retirado, enamorado de una lesbiana. Todas las críticas hablaron de la baja forma de Roth, en cambio a mí me pareció brillante, al igual que esa idea (reconocida por el propio Roth) de escribir novelas cortas que impacten y hagan reflexionar al lector. Que yo sepa, se estaba rodando una versión cinematográfica de esta novela con Al Pacino de protagonista. Otras novelas suyas llevadas al cine fueron La mancha humana (con Anthony Hopkins y Nicole Kidman) o El animal moribundo (con Ben Kingsley y Penélope Cruz, dirigida por Isabel Coixet). En fin, que le han dado el Príncipe de Asturias a un escritor maravilloso, cuyo legado literario es seguramente uno de los más importantes de los últimos cien años, al menos en la literatura que nos llega desde Estados Unidos.

Comentar este post