Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
RAMÓN LUQUE: MI BLOG

WINESBURG, OHIO

7 Junio 2011, 18:38pm

Publicado por Ramón Luque

naca157a_med-copia-1.jpgMe da igual lo que digan: la cultura no es un negocio. La cultura es algo que no debe medirse ni cuantificarse, aunque a veces no haya más remedio. No voy a hablar aquí de las descargas en Internet ni de los derechos de autor ni nada de eso. Sólo quería referirme a la cultura como disfrute y nada más. Me gustaría ir más allá de los debates habituales, e incluso más allá del e-book, la muerte del libro y ese tipo de argumentos, alimentados por la banalidad y la superficialidad de los medios de comunicación. Me gustaría poner en práctica el consejo de un personaje de cierta película de Fellini, cuando en medio de una ruidosa discoteca, decía: "a lo mejor si bajaran un poco la música, podríamos escuchar algo". Quizá la cultura no sea otra cosa que escuchar sin ruidos molestos lo que otro ser humano nos quiere comunicar. Estoy leyendo Winesburg, Ohio un conjunto de relatos escritos en 1919 por el norteamericano Sherwood Anderson, una especie de eslabón perdido entre Mark Twain y Ernest Hemingway. Son cuentos sobre gente real, a las que le suceden cosas tan normales como escalofriantes, gente que ríe, llora, sufre, ama y odia, personajes que conforman un paisaje psicológico apasionado e intenso. Gente que se descubre viva. Gente que enloquece y gente que logra sobrevivivir. Gente que huye y gente que se resigna. Me están gustando estos cuentos y los recomiendo. A mí me recomendaron que, para escribir bien, contara mis amores y mis odios más intensos, sin ningún tipo de cortapisa, directamente. ¡Qué difícil es escribir bien! Sherwood Anderson lo consiguió sin duda. Así que por favor, olvidémonos de misterios de abadía, claves secretas, manos de fátima y demás cacharrería pseudoliteraria. También de mercadeos y de cálculos. A mí me gustaría que se hablara de cultura.

Comentar este post

Our 07/27/2011 14:50


Muy buena esta recomendacion, yo tuve el placer de poder leer este libro hace no mucho tiempo y es genial.